Escenas y entrevistas en un libro vivo

Cubierta Escenas entrevistasEscenas entrevistas es un libro que puede ser leído de muchas maneras. La compilación del editor y poeta Norberto Codina reúne las voces de 17 personalidades de las artes escénicas cubanas, entrevistadas durante más de una década para la revista La Gaceta de Cuba, publicación que el escritor ha dirigido por más de 20 años.

Y Escenas entrevistas es un libro que puede ser leído de muchas formas porque, aunque propone un orden cronológico que comienza en 1994 y termina en 2008, también reúne a directores de teatro, dramaturgos y diseñadores escénicos, actores y actrices en grupos muy bien definidos, que entrecruzan sus diálogos.

Otra lectura posible para el volumen estaría marcada por las diferentes generaciones artísticas de los entrevistados. Porque si bien comienza su bregar por la escena cubana con los diálogos que Vivian Martínez Tabares sostuviera con Alberto Pedro, uno de los dramaturgos cubanos más populares en la década de 1990, y con el director Carlos Díaz, culmina con la entrevista que la también escritora Esther Suárez Durán hiciera al aún muy activo dramaturgo y director José Milián, en las carteleras nacionales desde 1961.

Bajo el sello de la Casa Editorial Tablas-Alarcos, Escenas entrevistas vio la luz por primera vez en 2014. Tal como señala Codina en su prólogo, “como suele suceder en los mejores ejemplos del género”, los diálogos que recoge iluminan, “al mismo tiempo, los rostros del entrevistador y del entrevistado”. Es por ello que otra forma posible para ordenar la lectura del libro se halla precisamente en los nombres y oficios de sus entrevistadores: comunicadores o teatrólogo, con diferentes experiencias en el ejercicio periodístico, con diferentes intenciones.

El teatrólogo Omar Valiño y la periodista Maité Hernández-Lorenzo conforman el único dúo de entrevistadores presentes en el volumen, y también los más prolíferos autores entre los reunidos. De su mano nos llegan las voces del dramaturgo Abelardo Estorino, el actor Carlos Pérez Peña, y los directores Roberto Blanco y Carlos Celdrán.

Valiño es quien entrevista además a Alberto Sarraín, director cubano, que ha consolidado su carrera haciendo nuestro teatro en otros países, principalmente España y Estados Unidos. Es por la historia personal que contiene su historia profesional (o viceversa) que Codina la presenta como “tal vez (la) más emotiva de todas las que aparecen en este libro, y sin duda una de las mejores, en una compilación donde hay tantas buenas entrevistas”.

Carucha Camejo, una de las fundadoras del Guiñol Nacional, es otra de las creadoras de la diáspora que llega a este volumen gracias al titiritero y director teatral Rubén Darío Salazar. Las curiosidades de oficios se siguen entrecruzando y así el editor Alfredo Zaldívar es quien entrevista en Unión de Reyes, Matanzas, al director y actor Pedro Vera. Mientras desde la amistad, el poeta Waldo Leyva indaga en la vida y obra de Sergio Corrieri, y la investigadora y narradora Inés María Martiatu hace otro tanto con Eugenio Hernández Espinosa.

Gracias al oficio periodístico de Leandro Estupiñán, Tania Cordero y Marilyn Garbey aparecen en este volumen las historias de Osvaldo Doimeadiós, el maestro Fernando Alonso, y el diseñador Eduardo Arrocha, respectivamente. Mientras la más joven entrevistadora del volumen, Susadny González recoge el testimonio fundante de María Elena Molinet.

“Es un libro cuyas voces las estamos oyendo como si las entrevistas se hubiera hecho ayer, como si los hechos hubieran transcurrido ayer. Eso lo hace un libro vivo”, aseguró Codina en la primera presentación del volumen, por febrero de 2014.

Omar Valiño, director de Tablas-Alarcos, aseguró que es un orgullo para su editorial sumarse a quienes en los últimos años han impreso libros derivados de compilaciones de La Gaceta de Cuba. “La Gaceta ha acumulado, ha tejido entre muchos hilos, o tejido con muchos hilos la historia cultural cubana. Y este es uno de los hilos, pero un hilo particularmente importante de la escena y específicamente del teatro.”

“Recordar el futuro es arriesgarse a vivirlo de nuevo”, escribió en un poema Félix Pita Rodríguez, cuyo fragmento eligió el compilador como exergo a su prólogo. Una frase que se redimensiona en las nuevas circunstancias en la que el volumen ve la luz.

“Faltan varios nombres señeros, cuya ausencia nos recuerda lo incompleta que puede ser esta compilación”, se advierte en el prólogo. Pero al acercarnos al volumen nos damos cuenta de que en cada diálogo allí reunido nacen muchas historias, que tejen entre todas la del teatro cubano de las últimas seis décadas.

 

Publicado por Dainerys Machado

Nací en La Habana, en el cada vez más lejano año de 1986. En el 2009 me gradué de periodismo. Ejercí y viví la profesión durante años, hasta que un día me decidí a estudiar literatura. En agosto de 2014 comencé una nueva carrera, una nueva profesión, una nueva vida. Pero cargué siempre con mis libros de Virgilio Piñera y su “maldita circunstancia del agua por todas partes”. Soy cubana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: