5 tips para parecer expert@ viajante en México

MetroDF1) Vaya al centro sur del antiguo Distrito Federal, hoy Ciudad de México, o simplemente tome un mapa y anote los nombres de las calles marcadas como grandes avenidas: Cuauhtémoc, Reforma, Insurgente, Universidad, Morelos, ¡Carranza! Cuando haya anotado todas las que suenen importantes (una lista como de diez o doce, no más) puede ir a cualquier ciudad del país y hacer creer al resto del mundo que conoce bien el lugar e incluso que vive ahí. Si alguien le dice: “Hola guapa, tú no eres de por aquí ¿verdad?” La respuesta correcta siempre será algo como “Sí hijo sí, yo vivo en Reforma”, o bien “Si hijo sí, yo vivo en Morelos”. Puede sustituir el nombre de las calles por las diez o doce anotadas en la primera parte de este ejercicio. El truco es infalible y le permitirá viajar todo el país, nombrando con seguridad lugares que no conoce, pero sin parecer (jamás) una persona novata. Al bajarse del autobús también podrá tomar un taxi (de los seguros) y pedir que lo lleven a Carranza, o a Insurgente o a Universidad. Si está más al norte, es posible que pueda agregar a la lista de calles-que-siempre-están a Nava y Clouthier.

2) Rebasado el tema de las calles, siempre necesitará demostrar que, si conoce México o ha vivido en algunas de sus ciudades por algún tiempo, tiene amistades o familia allí. Si va a hablar de mujeres (chavas, amigas, compañeras, según el nivel de militancia social con que quiera mostrarse) mencione sin dudas a Alejandra, Paola, Brenda, Verónica, María, Sara y/o Xóchitl. Eso no falla, puede que hasta el chófer del taxi le diga: “Alejandra, la güera de Reforma, ¿es amiga suya?” No entre en pánico. Esto no quiere decir que le han descubierto la mentira. Repito: Esto no quiere decir que le han descubierto la mentira. Siempre podrá responder: “No, esa Alejandra no, la otra”. Créame: estará en lo cierto. Para los hombres funcionan con el mismo efecto si utiliza los nombres de Pedro, Cuauhtémoc, David… o cualquier otro bíblico.

3) Hable mal de Taco Bell. Si pasa por la calle y ve un Taco Bell en una esquina solo diga: “Pinches gringos aguados que se creen que saben hacer tacos”. No importa que eso no venga al caso o que usted se haya mantenido en silencio, siempre que vea un Taco Bell repita una fórmula de desprecio hacia la existencia de esos restaurantes-invasores-culturales. Si está muy cerca de la entrada, es aconsejable además escupir al piso

4) Sea educado, diga “buenos días”, “gracias”, “buenas tardes”, pida “perdón” incluso si es a usted al que pisotean. Dígalo siempre con modestia. Excepto si está en San Luis Potosí. Ahí lo más indicado es que no responda cuando le saluden, que no diga gracias en los raros casos en que le hablen, y muchísimo menos diga “buenos días”.

5) Y lo más importante, antes de poner un pie en México, estudie estos nombres: José Alfredo Jiménez, Carlos Slim, Blue Demon, Niurka Marcos, Moctezuma y Cuauhtémoc Blanco.  En los significados de cada uno ahondaré en próximas ediciones.


Volver

Publicado por Dainerys Machado

Nací en La Habana, en el cada vez más lejano año de 1986. En el 2009 me gradué de periodismo. Ejercí y viví la profesión durante años, hasta que un día me decidí a estudiar literatura. En agosto de 2014 comencé una nueva carrera, una nueva profesión, una nueva vida. Pero cargué siempre con mis libros de Virgilio Piñera y su “maldita circunstancia del agua por todas partes”. Soy cubana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: