Una esquina del mundo para Mylene Fernández

El centro del mundo puede ser una máquina contestadora, cuando se espera la reaparición de un amor; o puede ser la abrumadora soledad ante el recuerdo de una madre muerta. Pero también puede ser un sueño ajeno, el de la emigración, arraigado a fuerza de ser repetido por un coro multitudinario durante muchos, muchos años…Sigue leyendo «Una esquina del mundo para Mylene Fernández»